Centro para el Desarrollo de la Familia | Sobre nosotros
13383
page,page-id-13383,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-6.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive
 

Sobre nosotros

CENTRO PARA EL DESARROLLO DE LA FAMILIA

Fortalecer, restaurar e integrar a la familia

a través de enseñanzas personalizadas.

Nace, en enero de 2003, como respuesta a la problemática familiar de la nación; se constituye como una organización sin fines de lucro, creada para impartir conocimiento y principios que restaurarán y fortalecerán las relaciones familiares de esposo – esposa y padres – hijos.

Es también su objetivo el contribuir a que cada hombre y mujer, niño, joven o adulto, logre desarrollar su máximo potencial en cada área de su vida.

Aspiramos ver familias siendo modelo para esta nación, hogares estables, formadores de las nuevas generaciones, esposos fuertemente unidos, hombres asumiendo su responsabilidad, mujeres cumpliendo el rol protagónico que les corresponde en la familia y la sociedad, jóvenes preparados para tomar decisiones trascendentes en sus vidas. En fin, aspiramos a capacitar líderes con valores para nuestra nación.

El Centro para el Desarrollo de la Familia considera y reconoce a la familia y el matrimonio como instituciones naturales y fundamentales de la sociedad y por tanto tiene también como objetivo coadyuvar a proteger a proteger a la familia y promover el matrimonio.

Estos, nuestros objetivos, se alcanzan a través de la enseñanza, el entrenamiento y la consejería.

Desarrollamos proyectos para entrenar a familias y personas de la comunidad a enseñar y aconsejar a sus miembros, a través de seminarios de entrenamiento, videos, conferencias y estudios basados en principios extraídos de las Santas Escrituras.

También hemos implementado una “Librería para la Familia”, con variedad de textos cristianos enfocados, principalmente, en las relaciones familiares, creada con la idea de establecer un punto estratégico que pueda satisfacer las necesidades del pueblo cristiano.

acercade

Ante la cruda realidad:

  • Creciente número de divorcios que se registran cada año en nuestro país, que evidencia la falta de conocimiento que tiene nuestro pueblo sobre la forma en la que debe conducirse en sus relaciones matrimoniales.
  • Creciente número de abandonos de hogar, que nos deja una nación de hijos sin padres.
  • Creciente número de personas que no comprenden los principios básicos de relacionarse con sus hijos y de criarlos hacia el éxito personal integral.
  • Creciente violencia familiar o doméstica que provoca mayor sufrimiento y desesperanza, que desemboca en el desmembramiento familiar.